Sofia Sena, algunas estrategias

En la institución el bienestar del aprendiz es uno de los elementos que caracterizan la calidad de la formación y se fundamenta en la implementación de estrategias flexibles que ayuden a un correcto desarrollo de los procesos de formación, desde el alistamiento del proceso de inducción, hasta el logro de resultados óptimos del proceso de aprendizaje.

La atención de conocimiento por parte de aprendices e instructores en la ejecución de los proyectos y la investigación técnica y tecnológica aplicada para la innovación de productos o procesos serán insumo para la formulación de nuevos proyectos, la estrategia posibilita que en el marco de la formación generemos y apropiemos innovaciones.

El perfil ocupacional del egresado del Sena Sofia Plus en cada uno de los programas de formación debe observarse en una perspectiva amplia en el marco de la formación por proyectos, no solamente de vincularse al mercado laboral ya existente, sino de tener un perfil de emprendedor y generador de proyectos productivos, en especial en aquellas regiones donde no existe un tejido productivo consolidado y los proyectos que promueven los Centros aportan al desarrollo local.

Se debe recordar que las estrategias formativas como: Sena-Empresa; Formación-Producción, Sena proveedor Sena, son un gran aporte para la implementación de la estrategia y por tanto la participación de nuestros aprendices debe enmarcarse también en los procesos de evaluación de resultados de aprendizaje.

Se tiene que analizar la realidad de la zona de influencia de cada Centro de Formación, las comunidades, las empresas y el sector productivo afín, como insumo para definir proyectos pertinentes.

Obedecerá de la complejidad y completitud del proyecto, que se logren las competencias de los aprendices en menos tiempo, lo que quiere decir que proyectos estándar brindarán tiempos estimados de duración del programa y proyectos con mayor alcance y alto nivel de complejidad e integración de conocimiento pueden llevar al logro de competencias en menos tiempo del estimado para el programa.

Los equipos de desarrollo curricular podrán identificar proyectos del banco de proyectos y ajustarlos según las necesidades de la región, localidad o del Centro, y en este sentido generar nuevos proyectos para inscribir en el banco que puedan ser útiles a regiones o Centros con características similares.

Los procesos de evaluación y seguimiento es clave, y por eso debe darse de manera permanente, ya que si un proyecto o proyectos durante su ejecución no posibilitan el desarrollo integral de competencias de los aprendices, y por tanto se requiere modificar su ruta de aprendizaje y definir nuevos proyectos, el proceso de formación debe poder reorientarse en forma oportuna por parte del equipo de desarrollo curricular.

De la misma manera es probable en el diseño de los planes de mejoramiento, que se establezcan otras actividades de aprendizaje para el mismo proyecto, con el propósito de reforzar el logro de los resultados de aprendizaje.

Los aprendices de algunas especialidades pueden ser productores de contenidos para los programas de formación, esto es, por medio de videos para la formación titulada y virtual (Blackboard y tv web), apoyándose en los líderes de comunicaciones que cuentan con el equipo requerido.

La movilidad de aprendices e instructores, así como de ambientes de formación especializados dispuestos en aulas móviles, en los casos en que se requiera para realizar actividades de aprendizaje que aporten al desarrollo de competencias de los aprendices de algunas especialidades, y de acuerdo con el balance de disponibilidad en cada Centro, se promueve la movilidad de grupos de aprendices, de instructores especializados, y de ambientes de aprendizaje, de acuerdo con la demanda que de estos recursos realice cada Centro.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *